[Libre] Zona en Disputa

Avatar de Usuario
Danoskar

[Libre] Zona en Disputa

Mensajepor Danoskar » 15 Dic 2016, 00:39

La tenue luz hace gala de la ciudad mas peligrosa de toda La Unión, una ciudad olvidada por los entes legales del reino, destinada para aquellos insensatos que quisieron basar su existencia en violar, robar y asesinar, algunos iban a la ciudad en busca de protección y seguridad, una falsa seguridad, pero era mejor que vivir en el exterior donde serían juzgados y asesinados por aquellos que ostentan un gran poder. Es por eso que Cesenir es la ciudad perfecta para cometer atentados a la vida de cualquier persona, las reglas aquí no existen y lo máximo que podría existir es la organización sumamente secreta que ésta ciudad tiene y desde la creación de ésta ciudad, la lucha de poder por distintas pandillas ha surgido casi inevitablemente llegando a ser imparable.

Últimamente ha ocurrido una lucha de dos pandillas que intentan hacerse con el control de una pequeña zona de comercio de la ciudad, una zona que atrae bastante beneficio para éstas pandillas tanto económica como de armamentísticamente hablando, sin embargo, ésta lucha ha provocado que los dos bandos buscasen por su cuenta miembros ajenos a la ya establecida pandilla, ladrones, mercenarios, asesinos, comerciantes, aventureros, etc. Todos son bienvenidos y se les será recompensados monetariamente si su objetivo se cumple.

Es por eso que mientras vas por las calles podrás oír cómo las personas hablan entre murmullos recitando los nombres de aquellas pandillas; "Los Lengua Larga" y por otro lado "Los Colmillos Férreos".
Si pides información a las personas sobre ellas te miraran raro y te ignorarán ya que nadie quiere entrometerse en asuntos como ésos, pero mientras mas te internas en el centro de la ciudad un hombre gordo, llamado Hodor y sucio, con ropajes rotos y manos sumamente ásperas, te llevará a un callejón y te dirá inseguro de si mismo.— Nesecitamos gente para nuestra causa, Los Colmillos Férreos no ganarán, apoyanos y riquezas se presentaran en tu vida —junto a esto te entregara una pequeña hoja que te indica la dirección de su sede.
Nuevamente si sigues dando unos pasos más un hombre delgado, llamado Gryed y con ropas algo arraigadas y actitud decidida te dirá en tono fuerte algunas palabras.— Nuestra pandilla busca miembros fuertes y decididos, Los Lengua Larga no ganarán, apoya nuestra causa y la gloria y dinero llegarán a ti —nuevamente se retiraría mientras te entrega una hoja con la dirección.

Si decides apoyar a Los Lengua Larga llegarás a un establecimiento que a simple vista parece un taberna, entrarás y te conseguirás a múltiples personas bebiendo y danzando, riendo y tomando, verás a un hombre en el mostrador y piensalo bien ya que si le dices que vienes por el trabajo ya no habrá vuelta atrás. Si le preguntas te dirá que subas una escalera ubicada en su mano izquierda, solo visible para aquellos que quieran entras yabque en la lejanía no se nota, una vez subas podrás ver al mismo hombre de aspecto repugnante frente a una mesa, sonreiría y te invitaría con un gesto a acercarte, te mostraría un documento y una pluma para que puedas firmar, cuando firmes te enviará a una habitación llena de tarros de cerveza y te dejará allí por lo pronto.

Por otro lado si decides seguir por el camino de Los Colmillos Férreos te encontrarás con un establecimiento aparentemente abandonado pero, una vez dentro notarás el sonido de espadas chocando y las palabras demoníacas de magos oscuros, si para éste momento decides seguir con tu camino llegarás hasta una puerta, darás un toque y el mismo hombre con apariencia fuerte y decidida que vistes hace un tiempo abrirá la puerta y te dirá en voz baja.— Has decidido venir —cerrará la puerta tras de ti y te sentaras en la única silla del lugar, el hombre sacará un documento y te dirá. — Esto es un pacto de sangre —te cortara un poco de la palma de tu mano y la sangre caerá en la hoja, te enviará a una habitación de aspecto hórrido y te dirá que esperes allí.

Ya las cartas están echadas, tu decidiras la victoria de cualquiera de los dos bandos. ¿A quien elegiras?

Mostrar
Imagen

Avatar de Usuario
Demris

Re: [Libre] Zona en Disputa

Mensajepor Demris » 18 Dic 2016, 15:02

Una cosa era renunciar al grupo de bandidos luego de que su líder cometiera suicidio en extrañas circunstancias (las cuáles tuvieron que ver con Demris, pero eso nadie lo sabía), pero otra era dejar Cesenir de manera definitiva. La razón principal para la demora no era otra que el dinero y la seguridad.

Viajar era un lujo que pocos se podían dar. Las caravanas solían necesitar de mercenarios para protegerlas de los horrores que podían encontrarse allí afuera y éstos cobraban caro. Por otro lado, nadie contrataría a Demris como protector, así que el chico debía unirse a una caravana y pagar su cuota para la protección en el camino. Por lo demás, muy pocas caravanas se asomaban por esas tierras, básicamente sólo aquellas con negocios cuestionables, las que, por supuesto, pedían cantidades más altas de lo común para querer unirse.

Así, Demris tenía ahora una misión muy clara: reunir el dinero suficiente para su viaje.

La manera más sencilla de lograr esto era la más obvia de todas, ir por las sucias calles de la ciudad sin rey y buscar un trabajo. Allí la gente no solía ir simplemente de paseo, si estabas en ese lugar es porque acostumbrabas estar metido en asuntos cuestionables y usualmente porque necesitabas dinero. La ciudad ofrecía protección a aquellos que La Unión no deseaba, pero por supuesto, todo cuesta dinero. No habiendo leyes reales, todo tipo de trabajos podían encontrarse.

Claro está que siendo un niño no le llovían precisamente las ofertas. ¿Quién contrataría un chico cuando habían tantos hombres peligrosos dispuestos a lo mismo?. Caminó un tanto y, sorprendentemente, sí tuvo algunas opciones, pero no cumplían con lo que deseaba. Una incluía unirse a una banda de manera permanente y claramente no era eso lo que quería, sólo dinero para largarse de una buena vez. Otra involucraba un asesinato y, si bien no era la primera vez que se ensuciaría las manos con sangre, sabía que ser un sicario era una tarea peligrosa y que eventualmente había quienes luego querían venganza. Otra involucraba unas drogas extrañas y el chico había visto que ello siempre terminaba mal.

Hasta que llegó donde aquel sujeto joven. Al parecer había algún tipo de disputa, algo sobre bandas enemigas. La forma en que hablaba no dejaba las cosas muy claras, pero se mencionó dinero y esa era la palabra mágica. Siguió, pues, el chico la dirección entregada hasta un recinto que no invitaba precisamente a la comodidad. Había sujetos entrenando con espada y hechiceros en movimientos cuestionables. Vamos, nada que no fuera tan raro de encontrar en cualquier lado de la ciudad. Demris se encogió de hombros y siguió su camino.

Llegó a una puerta y tras golpear aparece el sujeto de antes, aunque ahora tenía un aire aún más misterioso.

Mientras haya dinero suficiente de por medio, cuenta conmigo —dejó, extrañado, que le tomaran la mano, sólo que luego las cosas se pusieron algo raras cuando le hizo un corte —¡hey!, eso duele... supongo que da igual, quiero dinero y ya. Sólo voy a dejar una cosa en claro, no pretendo formar parte permanente de su grupo, sólo quiero ganar el dinero y largarme. Mientras no tengamos problemas con eso, les ayudaré.

Como el hombre no pareció ofrecer objeciones, el chico se dejó guiar hasta una habitación que probablemente vio tiempos mejores, pero que ahora tenía un aspecto muy descuidado, siniestro, como si incluso a propósito la hubieran dejado tenebrosa. ¿Querían asustarlo o algo?, se preguntó Demris, pero en realidad por ahora sólo había un efecto en él, aburrimiento. Ser dejado en una habitación a solas era la definición de aburrimiento por excelencia para un chico. Se sentó en el piso y se hizo a la idea de esperar.

Avatar de Usuario
Cicero

Re: [Libre] Zona en Disputa

Mensajepor Cicero » 20 Dic 2016, 23:11

Las calles, o más bien, pasadizos llenos de tierra, o más bien, hechos a base de tierra, daban giros cada unos pocos metros en la oculta ciudad de Cesenir, o lo que antes era ella y solo heredó el nombre. A veces me agachaba para pasar por corredores muy bajos, a veces caminaba de costado, como un crustáceo, para pasar por un pasillo angosto, pero muchas veces me gustaba perderme adrede, como una forma de jugar con mi suerte y ver si con el riesgo lograba algo útil para mis deseos. Todo era posible en este lugar, donde las leyes eran las de cada hombre y todos los deseos, por más vulgares que fueran, podría ser cumplidos. Sin embargo, las razones eran totalmente diferentes a las que me causaron escapar de mi vida anterior. Si bien hay gente basura, hay gente que, como yo, están aquí por razones más profundas, por emociones que van en contra de las leyes de la Unión o simplemente porque el destino allí afuera sería mucho peor.

Caminaba, como ya dije, en estos laberintos de túneles interminables, a veces zigzagueantes, a veces cortado por una puerta y otras veces ocultos. Mas, algunas veces eran como calles de un bazar, con gente yendo interminablemente de un lado al otro, como si fuera una ciudad cualquiera, solo que con gente de características más que obvias. Ese día llegue a una de estas 'calles' principales y de un momento al otro me encontré escuchando a un hombre extraño que me ofrecía un trabajo. Y por casualidad, a los pocos minutos de haberme alejado con su oferta, me encontré con otro trabajo. Lo curioso es que eran de dos bandas que iban en contra de la otra y los dos trabajos, detallando que seguramente eran de los trabajos sucios que se encuentran por allí, parecían ser con la finalidad de causar un daño al bando opuesto.

No podía elegir según los detalles de la persona que me había invitado. Ninguno cumpliría ninguno de los requisitos que pondría en una organización mía, si es que tuviera la intención de unirme a la lucha, pero eso no me privaba de imaginarme los beneficios que sacaría de esto, además de la posibilidad de establecer una conexión con una fuerza local. Los nombres tampoco daban mucho agrado. Sin embargo, a pesar de todas las partes negativas de las ofertas, hay algo que me convenció: era alguien adecuado para las dos ofertas, una era una banda de mercaderes que seguramente utilizarían trampas y la otra era una banda de guerreros corrompidos con malas intenciones. Podría ser un benefactor clave para cualquiera de ellos, mas, ¿acaso no soy grande y fuerte y tengo todos los rasgos de alguien que se dedica a luchar y a ser un matón, como cualquier otro hombre similar a mí en esta ciudad? Tengo cartas que simplemente están a la vista y tengo otras cartas que mejor será ocultar hasta el momento adecuado.

Me dirigí hacia la ubicación señalada tras haber bebido un poco de alcohol y tratado de hacer que el olor se mantenga levemente en mi barba y vestimenta. Un bandido o mercenario que solo está interesado en los placeres humanos, como beber. Sería fácil que otros piensen eso de mí al verme, supuse yo. Mi espada simple seguía aferrada a mi cinturón y no daba señales de que yo casi haya sido nombrado caballero. Por supuesto, tampoco daría ninguna mención de ello en lo que me quede de vida si es necesario. Suspiré cuando me adentré en una zona poco iluminada y siguiendo el camino hasta el lugar de los Colmillos Férreos, logré adentrarme en la guarida. ¿No sería fácil poner unos espías con lo fácil que dan la invitación?, pensé yo al pasar rápidamente. Vi a los hechiceros, que no daban ninguna buena pinta, y a los guerreros que se entrenaban de forma tal que parecía que realmente creían que simplemente transpirar era un buen entrenamiento para la batalla. Qué digo, realmente deben pensarlo.

Me señalaron una habitación un tanto particular. Un tanto particular porque en ella había un niño. Pero pensando en todos los huérfanos e hijos de las familias que se asentaron en la oscuridad de Cesenir no me pareció demasiado asombroso. Sin embargo, para que una banda como esta estuviese dispuesto a utilizarlo... ¿Qué clase de negocio se tendrían entre manos? En mi interior, mi curiosidad se encendió y me dispuse a aceptar todo pedido inicial, como eso de hacer un contrato con sangre. ¿Era buena idea con todos los magos de allá afuera? No lo creo, pero algún fin tendrá. Y yo jugaba el papel del mercenario que solo piensa en gastar todo en bebidas, putas y juegos, ante lo cual no podía dar señales de inteligencia... al menos no tan pronto.

No dije palabra alguna, no tenía necesidad de hacerlo. Ni a ellos, los de la banda, ni al niño. Si hubiera tenido un caramelo tampoco se lo hubiera dado. La vida no es tan linda como para que un niño quiera morir por vos por un dulce... Al menos no era tan sencillo en este lugar, donde los niños pasan cosas peores que tener caríes.

  • ninguna
  • Acción
  • carisma,intimidante,perceptivo,malafama
  • Mano
  • ninguna
  • Heridas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados