Flynn Tale

Reglas del Foro
Las fichas de Personaje NO son posteadas directamente por el usuario, sino que enviadas mediante un formulario.

Por favor, leer las Normas de Creación de Personaje.

También es buena idea pasarse por la Wiki para más información de Normas y Ambientación.

Los usuarios pueden postear dentro del tema de su propia ficha para agregar más detalles, cambios y llevar una cronología de sus roles.
Avatar de Usuario
Demian
Administrador del Sitio

Flynn Tale

Mensajepor Demian » 10 Dic 2016, 08:42

Flynn Tale
Hombre • 25 • Zindos • Vagabundo

Trasfondo
Flynn vio por primera vez la luz del sol desde la parte posterior de un carromato comercial. Recuerda, sin ninguna dificultad, como un suave resplandor se filtró, tímidamente, entre los gruesos pliegues de la lona que pendía sobre su cabeza, alumbrando tenuemente la enjuta habitación, siempre móvil, en la que pasó su infancia, iluminando su primer hogar.

La niñez de Flynn difiere mucho de ser especial, al menos para el estándar de un niño perteneciente al clan Zindos. Durante este tiempo nunca llegó a estar más de dos semanas seguidas en un mismo sitio, por ello la infancia del joven Tale puede resumirse fácilmente como una sucesión de viajes sin fin aparente, no obstante, no era algo que le llegase a preocupar, el joven Tale siempre esperaba con emoción el momento en el cual sus padres anunciaban al resto de la familia que salían de nuevo, siendo ocasionalmente el primero en volver al carromato, deseando ver las imponentes murallas de la próxima ciudad a la que la caravana familiar se encaminaba.

A pesar de los numerosos viajes que la familia Tale realizaba, de las travesías interminables por los caminos de Tahiel, Flynn siempre vivió de forma humilde, los Tale no tenían mucho más allá de los tres carromatos con los que viajaban y unas pocas pertenencias personales, y tampoco parecían interesado en expandir el pequeño negocio familiar. Sus ganancias, en comparación con otras rutas de caravanas, eran pocas, hasta el punto en el que apenas podían pagarse una seguridad decente, algo que no parecía preocupar demasiado al cabeza de familia de los Tale, que simplemente, se obligó a sí mismo a enseñar a sus hijos a defenderse de los villanos y demonios que asolaban Tahiel de la mejor forma que este podía hacerlo, la arquería.

Siendo el sexto vástago de su familia, no tardó en ser lo suficientemente mayor como para trabajar ayudando a ordenar y catalogar la mercancía con la que comerciaban, por lo que, dejando a un lado las horas en las que trataba de ayudar en todo lo posible en el negocio familiar, realmente sus días eran alternaban entre horas muertas tumbado en la parte trasera de su “hogar”, descubriendo lo que, con el paso de los años forjaría, muy lentamente, su personalidad y asistiendo a las clases de arquería de su padre.

Desde Sanctuarium hasta Mistar, y desde Mistar a Nuevo Balor, no había ruta que a los Tale se le resistiese, no había camino que estos no hubiesen transitado en algún momento, a ojos de cualquier persona, eran el vivo ejemplo del Clan Zindos.

Algo que, evidentemente, no siempre era bueno. Dada la fama que los Zindos poseían entre los demás clanes, no fueron pocas las veces en las que un atónito Flynn contempló como sus padres se veían obligados a pagar “tributos” a sujetos ataviados con uniformes que, como bien comprendería más adelante, no eran sino los guardas de las respectivas ciudades a las que querían entrar a comerciar. No obstante, esto nunca hizo desistir al cabeza de familia de los Tale, siempre continuaron hacía adelante, todos los días, al salir el sol, la pequeña caravana comenzaba a moverse y no se detenía hasta que la luna estaba bien alta.

La desconfianza de los demás clanes hacía los Tale no perturbó la visión que Flynn tenía sobre el mundo, principalmente por que el joven Zindos veía el mundo a través de un grueso prisma que, difícilmente, iba a poder quitarse de los ojos, un antifaz de optimismo que había nacido, en primera instancia, por culpa de sus padres.

El muchacho era un idealista sin remedio, algo tremendamente peligroso dada la situación que reinaba en Tahiel desde el momento en el cual, como le relataban sus padres continuamente: “El cielo estalló en llamas”.

Y aunque no fue a conciencia, el interés por convertir a Flynn en una persona de provecho le transformó en un ávido lector de todo tipo de literatura, pero la que más destacaba, dejando a un lado los manuscritos sobre la naturaleza y la fauna que la compone, eran los libros épicos, los que narraban historias de héroes y leyendas.

En un mundo en el que demonios campaban a sus anchas y causaban estragos, en unos caminos en los que cualquier humano podía ser hostil, en el que la muerte estaba a la orden del día, Flynn se refugió en los relatos de héroes altruistas, en leyendas antiguas que narraban aventuras de coraje y amistad, de individuos humildes seleccionados por los dioses de la luz para hacer grandes obras y ayudar a los desfavorecidos.

Los años continuaron pasando, uno tras otro, y Flynn seguía sin tener ningún interés por el mundo real, sumergido en su burbuja personal, siguió obsesionado con el contenido de sus novelas, por sus libros, por los héroes que aparecían en estos.

Cada noche se tumbaba sobre el toldo de su carromato y miraba al oscuro firmamento, “Eltrant”, “Wernack”, “Demian”, y otro sinfín de nombres que podía recitar de memoria sin equivocarse, cada uno de estos nombres tenía un significado muy claro para él, cada uno de ellos representaba la clase de persona que él quería ser.

A nadie le extrañó que se marchase al cumplir la veintena de edad, sus padres, sus hermanos, todos sabían que Flynn ansiaba ver más mundo del que la caravana le podía proporcionar. El sexto Tale dejó atrás a su familia una calurosa mañana de verano, y después de despedirse de estos con unas pocas palabras y algún chiste malo, partió en dirección a Sanctuarium.

Mientras caminaba, alejándose de la caravana que le había visto crecer, sabía que nadie de su familia compartía su entusiasmo por aquel viaje que iba a emprender por su cuenta, también era consciente de que, a ojos de los demás, no era más que un crío, un Zindos con aires de grandeza, un vagabundo sin rumbo.

Y no se equivocaban.


Descripción Física
Flynn es una persona relativamente genérica en cuanto a aspecto se refiere, no conoce a nadie que le haya llamado “guapo”, aunque por supuesto, el número de personas que conoce no es precisamente elevado.

Es dueño cabellos castaños y una barba perenne con color a juego que parece congelada en el tiempo, pues si bien no se preocupa nunca por recortársela, esta tampoco parece querer crecer más.

A su vez, posee de facciones suaves y de unos profundos y expresivos ojos de color ligeramente azul, que suelen venir acompañados por unas ojeras que delatan que el joven suele saltarse horas de sueño.

Flynn agradece, en cierto sentido, que su aspecto sea ligeramente similar al del Drecario medio, lo cual le ha ahorrado en más de una ocasión acabar entre rejas.

Su rostro suele estar contraído prácticamente siempre en una sonrisa bobalicona, la causa de esto suele variar desde “He visto a un árbol inusualmente verde” a “Un mapache ridículamente gordo”.

En cuanto a su indumentaria, suele vestir prendas ligeras de colores oscuros, usualmente rozando el color verdoso

Estos ropajes, normalmente desgastados debido a innumerables horas de viaje que el trotamundos posee, tienen casi un centenar de parches distintos que el mismo Flynn se ha encargado de coser por sí mismo, lo cual ha dejado un acabado un tanto cuestionable para el ciudadano medio de Tahiel, algo que le ha hecho ser presa de más de una mirada de desconfianza y de numerosos problemas con la guardia.

Lo más destacable de su vestimenta es, quizás, la larga capa de color verde oscuro que siempre lleva consigo y que oculta, más mal que bien, el carcaj y el arco que lleva siempre a su espalda.

► Mostrar Spoiler


Descripción Psicológica
“Es idiota” Esas son las dos palabras que definen mejor, según las personas que le han conocido de primera mano, a Flynn.

Siempre contento, con un optimismo, en muchos casos, fuera de lugar, Flynn es un hombre que se desvive por ayudar a los demás, poniendo la seguridad de desconocidos por encima de la suya siempre que cree necesario.

Flynn es una persona extrovertida, aunque en algunos momentos suele pecar de timidez, sobre todo en las grandes ciudades, dónde se siente ligeramente abrumado por el número de personas que hay a su alrededor, momento en los cuales prefiere pasar desapercibido.

No son pocos los individuos que han catalogado a Flynn como “Ridículamente insufrible” debido en primera instancia a su propensión a hacer chistes malos, y, en segundo lugar, a la absurda capacidad que tiene para atraer la mala suerte y las desgracias.

Está obsesionado con la literatura heroica y no dudará en exponer todo lo que sabe sobre este tema (Que no es poco) a cualquier incauto que decida entablar una conversación con él.

Es muy ingenuo y es capaz de confiar en completos extraños si piensa que es lo correcto o necesitan ayuda, tiende a pensar que todo el mundo es bueno, algo le trae muchos problemas, pues Tahiel es muy distinto a lo que pone en sus novelas.

Otros
  • Suele decir llamarse "Eltrant" a los desconocidos.
  • Le encanta inventarse chistes, aunque la mayor parte de estos no tienen gracia.
  • Es capaz de pasar desapercibido con facilidad.
  • No sabe nadar.
  • No es capaz de cocinar un plato con sabor normal.
  • Sabe bailar un numero inusual de canciones folclóricas.

Virtudes
  • Esforzado
  • Rápido
  • Simpático
Defectos
  • Ingenuo
  • Desafortunado
  • Impulsivo

Caminos
Última edición por Demian el 14 Ene 2017, 15:10, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Flynn Tale

Re: Flynn Tale

Mensajepor Flynn Tale » 14 Dic 2016, 16:28

Orden Cronologico: 1 - 2 - 3 - 4 - 5

A ----> Activa
X ----> Cerrada
P ----> Pausada

Activas

A - 1 Actos Heroicos [Libre] - Riveria
A - 2 Sombras en Mistar [Libre] - Mistar
A - 6 Salvando la Reliquia [Evento] - Fenris

Cerradas

X - 3 Un asesinato a plena luz del día [Libre] - Sanctuarium
X - 4 Solsticio en Kalorei [Evento Navidad] - Kalorei

Pausadas

P - 5 Donde poner el pie [Campaña][Buscando un milagro, I] - Zinvanar
Última edición por Flynn Tale el 06 Mar 2017, 13:42, editado 9 veces en total.

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado