La naturaleza me protege | Rol libre

Avatar de Usuario
Naranel

La naturaleza me protege | Rol libre

Mensajepor Naranel » 01 Feb 2017, 20:11

Cuatro y media de la tarde aproximadamente

En el río Vitaelo, en la comarca de Zinvanar, en aquel pequeño lago donde convergían los dos ríos iniciales que procedían de la cordillera Ezzimos, estaba Naranel dándose un baño. Aquella noche el clima se había vuelto caprichoso y podía sentirse una calidez inusual para aquella época del año. Naranel decidió darse el gusto aprovechando que estaba sola con la única compañía de su halcón, el cual observaba desde alguna rama.
El sol de la tarde iluminaba su piel. Se bañaba desnuda. ¿De qué otra forma podía hacerlo si no una druida hija y protectora de la naturaleza? Si por Naranel fuera ella solamente se cubriría para protegerse del frío, y no por vergüenza. ¿Qué tenía de malo un cuerpo? ¿Acaso los caballos y los bueyes llevaban calzones para tapar sus prominentes anatomías, mucho más grandes que las del más presumido hombre? Protocolos…O mejor dicho, estupidez humana…
La pelirroja no se avergonzaba ni de su cuerpo ni de sus acciones. La tierra era de todas las criaturas, no sólo de la que se creía inteligente. No le afectaban las miradas ni mucho menos los comentarios. Ella se sentía bien, se sentía viva y agradecía a la tierra todo lo que le había dado, en especial aquella segunda oportunidad de vivir.
Jugaba con el agua entre sus manos, con la tierra mojada en sus pies, con los peces que se acercaban a ella y jugaban con sus piernas como lo haría un gato. Tarareaba melodías, se frotaba el cuerpo con tranquilidad, se sentía segura. De vez en cuando apoyaba la espalda en el borde y observaba. A veces los cerraba y escuchaba.
Cuando le apeteció se hundió del todo y buceó un poco en busca de peces y piedras. Tuvo que esquivar un par de cangrejos.
Lo primero que hizo al salir del agua tras su disfrute fue estrujarse el pelo para sacar el agua sobrante. Se lo moldeó con los dedos para darle a los rizos la forma que a ella le gustaba y se frotó el cuerpo para sacar también el agua sobrante. Miró a su halcón y sonrió. Tomó su vestido con la intención de ponérselo, pero entonces un sonido rompió el silencio. Era el gañido de su halcón alertando de una presencia. Naranel rápidamente volvió al agua y se ocultó tras unos juncos. Se dio cuenta entonces de que su ropa seguía ahí tirada, pero ya era tarde. Solamente pudo agazaparse e intentar ver algo desde las finas ranuras que se abrían entre los tallos de las plantas.
Imagen

Avatar de Usuario
Maria

Re: La naturaleza me protege | Rol libre

Mensajepor Maria » 01 Feb 2017, 22:49

Tras un largo viaje desde la Riveria, en donde se encontraba mi familia, llegué a Zinvanar. Mi hermano me había conseguido un trabajo pequeño por aquellas zonas; se trataba de una negociación que teníamos que hacer con los Zindos, algo pequeño pero significativo, y como él iba a estar ocupado resolviendo asuntos en Asivia me encomendó a mí para que lo ayudara.

Eran asuntos diplomáticos, un convenio con una de las familias para ver si podíamos concretar la compra de un terreno que se encontraba en esa zona. A veces comprábamos terrenos y los revendíamos, así producíamos ciertas ganancias significativas que aportarían para ayudar a los más necesitados del clan, aquello fue idea inicial de nuestra madre.

El sonido de los cascos de los caballos ya me tenían un poco abrumada, fue un viaje muy muy largo y con muchas paradas intermedias, tuvimos que quedarnos varios días en el camino para que los caballos pudiesen descansar, tomar agua y comer; de hecho, estoy casi segura de que los caballos con los que empecé el viaje no fueron los mismos con lo que terminé aquella trevesía.

Era impresionante como de un lado a otro el aroma cambiaba, la brisa se sentía diferente y a pesar de ser la misma tierra que nos unía, todo se veía diferente. Las diferencias culturales hacían rico todo el territorio.

Por la mañana me tocaba hablar con la familia sobre aquella compra. Los Zindo eran bastante amables en general, muy emocionales con sus tierras, por lo que hubo cierta duda a la hora de cederme la parcela, pero al final se concretó todo. Les dí el dinero correspondiente y en cuanto estuvieron firmando el documento estaba libre para disfrutar un poco de mi viaje.

Me aconsejaron visitar el río Vitaelo, en estas épocas la flora cerca de esas zonas era espectacular, o eso decían así que me atreví a dar un paseo por ahí, le pedí a uno de los Mistarel que me acompañara y este no se negó a pasear conmigo para conocer la belleza que el río traía consigo. Tomamos uno de los caballos que nos trajo a la zona norte y cabalgamos hasta llegar. Me baje con la ayuda del amigo de mi hermano y nos pusimos a admirar el paisaje un rato mientras caminábamos cerca del río.

-Can... ¿todo está bien?- le pregunté a Cambriel.

-Sí, sólo fue un pájaro- respondió.


Mostrar

Avatar de Usuario
Cidarys

Re: La naturaleza me protege | Rol libre

Mensajepor Cidarys » 03 Feb 2017, 12:39

Ya estaba subida en aquel roble retorcido cuando apareció una pelirroja de curvas generosas y se metió en el agua fría del lago. Procuré no hacer ningún río, amparada como estaba por el espeso foliaje del árbol, la veía chapotear y zambullirse. Para qué engañarnos, la miré más de lo estrictamente necesario mientras tallaba un trozo de madera con el cuchillo, dándole forma para que, poco a poco, se conviertiera en el cuerpo de una mujer. Intentar que una talla tan basta se pareciera al original era complicado. Lo más complicado era darle la forma correcta a los pechos, tan delicados y suaves.

Estaba recostada, con el culo sentado en una gruesa rama a buena altura, y la espalda apoyada en el tronco, entretenida con aquel artístico menester y perdida la noción del tiempo cuando el pajarillo que acompañaba a la pelirroja chilló, revoloteando sobre el lago. La pelirroja se escondió, yo me incliné hacia delante para ver mejor, y entonces vi aparecer a dos individuos, un hombre, y una doncella. Alargué el cuello para ver mejor. Él caminaba cerca de ella, pero por detrás, así que empezó a formularse la idea en mi cabeza de que se trataba de un escolta. La chica parecía llevar ropa de buena factura, y por su forma de caminar y de moverse, quizá estuviera bastante por encima de mí en la escala social. Claro que, yo puedo ser igual de diva y ni siquiera recuerdo de qué coño salí.

En cualquier caso, la curiosidad pudo conmigo. Me guardé el cuchillo bajo el chaleco y la talla a medio acabar en un bolsillo antes de agarrarme al tronco haciendo una teatral pirueta, soltarme y pisar la hierba con la suela de las botas en un perfecto equilibrio.

- ¡Alehop!- exclamé extendiendo los brazos, como si hubiera tenido público. El guardia de la doncella se giró en redondo al tiempo que agarraba la empuñadura de su espada- Eh, eh, tranquilo...- exclamé, sonriendo y levantando las palmas en su dirección- Vengo en son de paz.
Imagen

Avatar de Usuario
Naranel

Re: La naturaleza me protege | Rol libre

Mensajepor Naranel » 04 Feb 2017, 21:05

Les escuchó hablar, pero no pudo entender qué estaban diciendo. No los conocía de nada, y no recordaba haberlos visto con anterioridad. Naranel era muy recelosa con los suyos y lo suyo, y no permitiría que campasen a sus anchas sin hacerles una inspección… pero para eso primero tenía que recoger su ropa y escabullirse sin ser vista. No iba a ser sencillo.
Para su suerte, una tercera persona entró en escena con el gañido de su halcón de banda sonora, alguien a quien conocía bien de noches locas y charlas largas, Cidarys. La última vez que se vieron hubo mucho humo de por medio y Naranel recordaba que se decían mutuamente no gritar tan alto.
Por los espíritus del bosque… —murmuró —Por lo menos no estaré sola si me descubren.
La pelirroja creyó prudente aguardar el momento oportuno, pero había una razón por la que había decidido finalizar el baño y ésa era la temperatura descendente del agua con la caída del atardecer. Naranel empezaba a tiritar, pero todavía no se atrevía a hacer nada. Estaban más cerca de lo que le gustaría.
Con todo, empezó a murmurar algo con intención de que las plantas se arremolinaran a su alrededor y la protegieran de la frialdad del agua. Al menos bajo ésta. Por lo menos no hacía viento.
Última edición por Naranel el 04 Feb 2017, 21:19, editado 3 veces en total.
Imagen

Avatar de Usuario
Maria

Re: La naturaleza me protege | Rol libre

Mensajepor Maria » 15 Abr 2017, 22:34

Luego de un tiempo respirando aire puro de aquellas tierras, estiró su cuerpo y se sintió lista para partir devuelta con su familia, debía informarle a su hermano sobre el éxito en las ventas del terreno; ese no era mi fuerte, pero había hecho un gran trabajo y con aquel negocio concretado había ganado una comisión suficiente como para darme unos cuantos lujos esa semana.

Volteé a ver a Cambriel para avisarle de nuestra partida, pero entonces lo vi sentado en un tronco escribiendo, o intentando hacerlo… Hace poco que había comenzado a realizar aquello y lo tenía realmente emocionado.

-Esto de escribir es increible- dijo.

-Lo es Can; pero no sirve de mucho en nuestro trabajo, son pocos los que saben escribir, por lo que es mejor que aprendas a dibujar y a hablar bien- le contesté mientras me retiraba del rostro un mechón de cabello -Es hora de irnos. Cuando lleguemos te enseño a dibujar casitas y barquitos.-

-¡Tonta!-

Le devolví una sonrisa orgullosa y me monté en el caballo para apurar el cansado regreso.

-Este será un largo viaje…- susurré.

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados