[Libre] Actos heroicos

Avatar de Usuario
Flynn Tale

Re: [Libre] Actos heroicos

Mensajepor Flynn Tale » 28 Ene 2017, 13:21

Y con una poderosa estocada por parte de Chamán, la bestia cayó derrotada, inerte, frente al inusual equipo que se había enfrentado a ella. Habían vencido. Suspiró y tras contar el número de flechas que le quedaban, se colocó de nuevo su arco a la espalda.

Estudió al grupo sin decir una palabra a los presentes y comprobó que el estado del joven Drecario no era grave, para dedicarle entonces una sonrisa de complicidad a Gannuvion cuando este le felicitó por su puntería.

- ¡Buen trabajo, equipo! – Dijo de buen humor, llevando ambas manos hasta su cinturón - Estoy con Gan ¿Que os pareces si recuperamos el aliento antes de seguir? – Aquella pregunta fue la respuesta a la proposición de Gan para descansar, Aecio estaba herido y aunque no parecía ser grave, el Drecario se merecía un respiro.

Se apartó del grupo mientras estos conversaban sobre qué hacer a continuación y, tras recuperar un par de flechas que habían salido intactas del combate, se sentó justo bajo el árbol al que se había subido momentos atrás.

Entrelazó ambas piernas y, dejando el arco a un lado, cerró los ojos.

Tomó aire profundamente, centrándose mientras lo hacía en las enseñanzas de su madre, no pudo evitar esbozar una pequeña sonrisa mientras meditaba, cuando oyó las plegarias que el chamán dedicó al monstruo caído, un Zindo no lo habría hecho mejor.

No escuches, no mires… – Se dijo en voz baja dejando escapar el aire que mantenía preso en sus pulmones, se obligaba a hacer un pequeño ritual cada vez que acababa con un animal, por simple que fuese, por supuesto, aquello no poseía ningún tipo de elemento mágico, no que el supiese, dada su incapacidad mágica, lo hacía casi más por el simbolismo que por otra cosa – Siente – Murmuró, tratando de desentrañar las enigmáticas palabras que la mujer siempre le decía en sus clases y que, por alguna razón, seguía siendo el único miembro de la familia Tale que parecía no comprenderlas. – No escuches… - ¿Qué significaban aquellas frases? ¿Tenía que sentir algo en especial? ¿Ser uno con el bosque? Torció el gesto mientras debatía consigo mismo la necesidad de meditar y abrió los ojos de nuevo.

Lo primero que su mirada captó fue al pequeño mago ejercer su profesión; Sanó las heridas del Drecario sin medicina, sin nada parecido a hiervas medicinales, simplemente con su magia.

Se atusó la barba y, sin levantarse, miró curioso al rubio, ¿Qué efectos tenía la magia curativa sobre el usuario de dicha magia? No sabía gran cosa sobre esta, pero era de conocimiento general, un conocimiento mayormente comprendido de rumores y miedo, que los hechiceros que abusaban de sus poderes acababan consumidos por los mismos.

Se encogió de hombros, Aecio parecía estar bien, al menos aparentaba mejor aspecto que hacia escasos segundos, incluso su plan de acción, según sus palabras se reducía a “Seguir subiendo hasta eliminar al pajarraco” No era un mal plan de acción, Flynn podía llegar a afirmar incluso que le gustaba, le aprecia una forma sensata de enfocar aquello. Por otro lado, la prudencia le decía que abatir a una bestia en su territorio no era buena idea, al menos no sin un plan. ¿Qué clase de aventureros se aventuran a la guarida del villano sin una estratagema? Bueno, debía admitir que muchos, pero también morían por eso, y a él le gustaba seguir con vida.

- Hacia allí… - Señaló hacia el extremo opuesto de la colina, tratando de atraer la atención de los presentes – Hay un pequeño bosque – Afirmó, se podía ver bastante bien desde donde estaban, apenas eran unos árboles apilados que se encaminaban hacia la cima de aquel lugar, solo un Zindo llamaría a aquello “Bosque”.

Si tenemos que enfrentarnos a algún ser volador – Tomó el arco que descansaba junto a él y se levantó, acercándose al grupo de nuevo – Las ramas de los árboles nos darán… ventaja – Sentenció, no era la primera vez que cazaba a un ave, independientemente de su tamaño, muchos decidían contratacar, la mejor forma de combatirlas era en lugares en los que su ventaja quedase anulada, como un bosque, dónde no podría caer en picado sobre ellos. – Además – Sonrió cruzándose de brazos – Solo tengo que hacer bajar a ese pajarraco con un par de flechas ¿No? Sí cae en mitad de esos arboles le va a ser dificil escapar


  • ninguna
  • Acción
  • arcoreforzado,posturacorrecta,tiroenvenenado,impulsivo
  • Mano
  • ninguna
  • Heridas
Última edición por Flynn Tale el 28 Ene 2017, 13:30, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Gan
Moderador Global

Re: [Libre] Actos heroicos

Mensajepor Gan » 29 Ene 2017, 10:48

Me volví al escuchar un horrendo sonido. Roca aplastando carne. Cualquier sonrisa que hubiese llevado se borró en el momento en el que ví el cruento espectáculo que estaba realizando el niño. No dije nada. Tan sólo pensé. ¿Que demonios le podía llevar a hacer algo así?

No era algo nacido del miedo ni de la rabia. Si lo temiese como lo había hecho antes, no se habría acercado. Si fuese un acto de odio o de furia, habría habido algo en su rostro que lo delatase. Pero en su lugar, aquel niño estaba machacando el rostro de un animal muerto como si se tratase de algo completamente normal.

Seguía siendo un crío. ¿Era posible que no supiese que clase de acto era aquel? No, si sabía magia... tenía que haber tenido maestros y libros. No le enseñas a alguien magia arcana sin enseñarle antes la diferencia entre "bien" y "mal". Lo retiré de mi mente. No tenía la influencia ni la capacidad para cambiar... lo que fuese que le pasase. Tenía otros objetivos en mente. Pero era peligroso. Solo podía esperar que su camino no le llevase a volverse una amenaza para todos.

Buscando una distracción, volví mi atención al Zindo. Flynn también le estaba dedicando una plegaria al animal caido, pero parecía... extraño. Forzado. Repasé mentalmente una lista de todo lo que estaba haciendo mal, recordando mis lecciones.

-Hmm... no, eso no sirve.- murmuré. -Te estás obligando a hacer eso, ¿no? Si es así... no sirve de nada. A los espíritus animales no les importan los actos físicos ni las palabras, sino los sentimientos e intenciones. Además... estás demasiado tenso.- observé. Incluso si su respiración era correcta, no era dificil ver que le faltaba la tranquilidad natural que se debía tener. -¿Que tal si te explico como hacerlo mejor luego?- propuse, sonriendo.

Terminado el descanso, Aecio y Flynn sugirieron dos planes distintos. Sin embargo, ninguno de los dos parecía perfecto.

-No podemos quedarnos ahí. No tenemos forma de atraerlo... necesitaríamos un cebo, y ni siquiera sabemos que clase de animal es. Seguir subiendo hasta su nido también es una opción, pero es peligroso. Los animales se vuelven mucho más territoriales si están protegiendo a sus crías. Sin embargo, es el único lugar al que sabemos que volverá...- señalé.

Me concentré y volví a invocar la lanza. Una vez establecido un contacto con el Eco, el renovarlo era mucho más sencillo. En un breve instante, la misma alabarda que había quedado alojada en el animal se materializó en mi mano, sin rastro de sangre o de tejidos orgánicos. Después de todo, se habían evaporado.

  • armaespiritual
  • Acción
  • espirituanimal,comodin,fuerte,desafortunado
  • Mano
  • ninguna
  • Heridas

Avatar de Usuario
Demris

Re: [Libre] Actos heroicos

Mensajepor Demris » 06 Feb 2017, 01:11

Mientras los adultos del grupo debatían sobre la mejor acción a tomar, Demris, habiendo cumplida su labor de sanación, se sentó en una piedra. Ahora que toda la conmoción había pasado podía reflexionar sobre lo que había ocurrido.

Aún a su corta edad se daba cuenta de que, aunque el combate había resultado favorable, era en gran parte su culpa. Por haberse apurado en subir había llamado la atención de una bestia que ni siquiera era su objetivo y que bien podría haberle reventado la cabeza. para colmo, se había pasado los primeros momentos del combate escondido detrás de una piedra sin aportar nada.

Eso no es propio de un héroe —se dijo más para sí que para los demás.

Ahora que estaba rodeado de gente con experiencia se daba cuenta de que debía ser más cuidadoso y más decidido al momento de actuar, confiar en sus compañeros y aportar, no esconderse y esperar un milagro. Después de todo, también se daba cuenta de que su magia era poderosa y podía aportar como cualquiera. Era su oportunidad de, o bien ser considerado un niño, o bien ser considerado un par, un guerrero como los otros.

Se prometió a sí mismo ser lo segundo.

Caminó de vuelta con los otros y apuntó al cadáver del trol.

¿No se qué buscamos realmente, pero... ¿no es esa cosa un montón de carne fresca? —algunas manchas de sangre por el "juego" con la piedra así lo demostraban —Si esa cosa come carne, como cree el granjero, imagino que no desperdiciaría un bocado como ese. ¿Podremos moverlo hasta donde quiere Flynn?

Se acercó a la criatura y le tomó una de sus patas, jalando con todas sus fuerzas. No parecía tener mucho éxito moviéndolo, pero confirmaba su teoría de que aquello tenía el cuerpo de todo ser vivo y, efectivamente, estaba hecho de carne.

No soy tan fuerte para moverlo, pero quizás entre todos podemos... o podemos despedazarlo primero... de todas maneras tendremos que abrirlo completo para que el olor a sangre pueda olerse desde muy lejos. Quizás hasta podamos preparar algunas trampas o algo.

En su cabeza, al menos, el plan de Flynn de atacarlo con la ayuda de los árboles tenía completo sentido.

  • reflexion
  • Acción
  • hipnotismo,pazmental,intensificar,tomogelido
  • Mano
  • ninguna
  • Heridas
Última edición por Demris el 18 Feb 2017, 16:11, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Aecio
Moderador Global

Re: [Libre] Actos heroicos

Mensajepor Aecio » 06 Feb 2017, 14:51

Mientras Aecio pasa la sorpresa de ser curado por el enano ocurren cosas raras, sin duda la cultura de los clanes es bastante original a veces. Los dos sujetos mayores emiten plegarias y tonterías de ese estilo, Demris se limita a “jugar” con el cadáver, esta gente es jodidamente bizarra o tienen gustos desagradables.

Es un estúpido cadáver, déjenlo en paz… creepys.

Luego de aclarar el punto otra cosa llama su atención, el arquero tiene cierto plan. Suena viable o al menos posee sentido, no se puede decir que el Manus Regis conozca las tácticas animales pero sabe reconocer estrategias ganadoras. El pequeño bosque elevado parece ser un entorno usable, se debe utilizar todo en contra del enemigo.

Suena bien Tale.

El perro gigante cuestiona la táctica, incluso agrega su propio grano de arena al plan. La idea del cebo parece lógica, técnicamente los manchados solo sienten la necesidad de comer y matar… no en ese orden estricto. Otra acotación genera interrogantes en la mente del agente, sin vacilar vocifera sus dudas a todo el grupo.

… ¿los manchados tienen crías?

Claramente su blanco es un manchado, lo único que vive cerca de una criatura enferma es otro bicho similar. La visión prudente de Gan es apreciable pero está fuera de lugar, deben avanzar y neutralizar al hostil rápido. De cualquier forma llamaran su atención en el mal sentido, no vale la pena prolongar más el enfrentamiento.

Mantengo mi posición, avanzar por el bosque y acabar rápido la batalla.

Por su parte Demris sale de un trance solitario y se une a la conversación, acota su propio punto. Cargar un cadáver enorme por territorio agreste es… poco alentador. Quizás el enano no mida dimensiones pero Aecio tiene bien claro el tamaño del despojo, tardarían horas en preparar ese tipo de cebo, mucho tiempo de trabajo para luego combatir.

No suena viable, además, ¿los manchados comen manchados?

Nuevamente sale a relucir la ignorancia del Drecario, ese tema le supera un poco. Casi siempre sus enemigos son otros humanos, las amenazas directas a la familia real suelen ser conspiradores o parientes en desgracia. Existe un cuerpo especial que dedica su vida a combatir aberraciones, trabajo nada envidiable y poco remunerado.

¿Y si usamos un cebo más acorde?

Desenfunda su espada y acerca el filo al cuello de Demris, permanece así unos instantes y luego sonríe, era un chiste. Guarda la herramienta con destreza y finaliza alborotándole el cabello al enano, un poco de humor para animar la discusión. Con la atención de todos se aclara la garganta, tiempo de elegir. Decidan lo que decidan deben moverse rápido, el día no es eterno y no se encuentran en territorio seguro.

Hora de mover ficha chicos, ¿Qué será?


  • ninguna
  • Acción
  • ataquecritico,empujar,esfuerzolimite,inexperto
  • Mano
  • ninguna
  • Heridas

Avatar de Usuario
Flynn Tale

Re: [Libre] Actos heroicos

Mensajepor Flynn Tale » 14 Feb 2017, 17:22

- Suenas como mi maestro – Dijo el arquero al chamán con cara de lobo con una sonrisa ante los consejos que este le dejó caer – Aunque él solía acompañar esas palabras con la vara… - Añadió en voz mucho más baja, casi imperceptible. – Debería pasarme por Zinvanar…

Examinó su arco mientras los demás hablaban de como continuar, el muchacho, Demris, parecía haber accedido a su idea, desde luego no era muy difícil adivinar que aquella era una de las mejores opciones con las que contaban, entrar en el bosque era un buen plan, si aquella cosa volaba, desde luego era mejor encararla ahí que en terreno abierto.

Cruzándose de brazos, enarcó una ceja al ver la “broma” que Aecio decidió gastar al joven Demris, haciendo un gesto enseguida para que soltase al muchacho – …La idea en sí no es mala. – Sentenció seriamente, atusandose la barba ¿Era la criatura que iban a cazar territorial? Si les habían pedido ayuda para acabar con ella, probablemente - …Aunque mejor que Demris, yo puedo ser el cebo, puedo atraer a esa cosa hasta el bosque – Afirmó sondeando el número de flechas que descansaban en su carcaj, manoseó una de las pocas que contaba con las plumas de color verde brillante, solo tenía tres de esas, debía usarlas bien – Le tendemos una emboscada, lo tumbamos, y nos aseguramos de que no se escape volando – Cerró el puño y asintió conforme para sí - ¿Qué opináis? – Negó con la cabeza antes de que pudiesen responder – En cualquier caso, aquellos árboles son parte principal de los planes, no perdamos más tiempo. Ya veremos que hacemos entonces. ¡A caminar!

Mientras caminaban en dirección al pequeño bosque, tomó varias flechas más del suelo y, tras comprobar que estas podían seguir siendo útiles, las guardó de nuevo. – No hemos talado árboles para dejaros a un lado sin usaros ¿No es verdad? – Murmuró para sí incorporándose.

La veintena de árboles pobremente apilados en la linde del monte era algo que difícilmente podría ser llamado “bosque”, pero una vez estuvieron junto al mismo, era lo suficientemente espeso como para que una bestia de grandes proporciones lo tuviese difícil para desenvolverse en el interior.

- ¡Muy bien! – Oteó el lugar en busca de posiciones en las que resguardarse más adelante, aquel parecía un buen sitio, lo suficientemente extenso para que ellos pudiesen moverse sin ningún problema – Empezad a preparar la trampa – Levantó el pulgar a los presentes – Voy a tantear el terreno. – Ensanchó su sonrisa – No tardaré mucho, unos diez minutos ¿Veinte mejor? – Les daría el tiempo que ellos pidiesen, lo último que quería hacer era volver corriendo cuando los preparativos para la emboscada estaban a la mitad - …En cualquier caso, voy a traer compañía, aseguraos de que la casa esta ordenada para las visitas. - Dicho esto, el arquero se cubrió la cabeza con la parte superior de su capa y se encaminó a la cima de la colina dónde, según había afirmado el granjero, habitaba la bestia.

No se acercó demasiado, lo suficiente como para poder contemplar la entrada sin que lo que estuviese dentro se percatase de que había extraños cerca. Sin perder de vista su objetivo, se arrastró a través de la espesura, tratando de ser más difícil de ver desde el aire, cabía la posibilidad de que aquella cosa hubiese abandonado el nido en busca de comida y no le gustaba la idea de enfrentarse a ella todavía.

Respiró hondo y se detuvo tras dos piedras desde las cuales podía vislumbrar la cima de la montaña perfectamente, tomó una de las flechas con plumas verdosas y la colocó en el arcó con cuidado de no rozar la punta de la misma, la cual estaba bañada en un líquido traslucido que olía ligeramente amargo. – Vamos a ver… - Ahora solo tenía que hacerse ver de alguna manera, miró en dirección al sol, tenía que ser paciente, un par de minutos más y gritaría con todas sus fuerzas. - ¿Dónde estas?


  • ninguna
  • Acción
  • tiroenvenenado,retroceso,agilidad,desafortunado
  • Mano
  • ninguna
  • Heridas

Avatar de Usuario
Demris

Re: [Libre] Actos heroicos

Mensajepor Demris » 18 Feb 2017, 16:05

Sus compañeros no se mostraron muy dispuestos a ayudarle, mientras que el soldado incluso utilizó una extraña palabra para llamarle, pero lo que menos gustó a Demris fue la "broma" que le gastó. Apuntarle con el filo de un arma no era precisamente un gesto amistoso a los ojos del chico. Terminó el gesto revolviéndole el cabello, el cásico acto de los adultos para expresar cariño o algo, Demris nunca lo había tenido del todo claro, parecían usarlo en sitaciones muy dispares para estar seguro.

Contestó con una sonrisa, una tierna y simple sonrisa como quien le ha dicho que se ve bien con un nuevo corte de cabello, o al menos eso era por fuera, porque en su interior Demris se imaginó al joven drecario con el vientre abierto en canal y sus interiores desparramados por los lados, tal y como había visto tantos cadáveres ser tratados por su banda, hace no tanto tiempo atrás. Algunos de los hombres se reían de la forma en que quedaban algunos muertos o comentaban sobre los olores en tono jocoso. Demris casi sintió estar allí, una escena clásica, junto a sus viejos camaradas, pero el cadáver del que se reían no era el de cualquier mercader, era el de Aecio...

Sacudió ligeramente su cabeza, removiendo el recuerdo (o fantasia) de su mente. Esos no eran sus pensamientos, esos eran los pensamientos de aquel hombre que le había aceptado y a quien luego había asesinado, aquellos no eran pensamientos de un héroe, eran los mismos pensamientos por los que había decidido dejar la banda de una manera tan repentina e... inusual.

Fue entonces que se percató que el arquero de la sonrisa fácil dejaba el lugar, aparentemente buscando atraer a la bestia en cuestión. De alguna manera su cerebro había escuchado el plan, incluso cuando le parecía haber estado absorto en sus recuerdos, y sabía que había que ir hacia los árboles y prepararse para el combate.

Pero debía hacer algo antes.

Corrió antes que se alejara mucho Flynn, mientras concentraba su energía psíquica una vez más. Su don podía tener dos caras, podía ser usado para causar daño y para ayudar y de momento seguía de buen ánimo para ayudar. Sabía que el arquero se estaba exponiendo a una situación peligrosa y la suerte de todos dependía de que todos hicieran su trabajo bien, así que éste debía poder hacer bien su parte o todos la pagarían caro.

Al alcanzarlo, lo tocó en un brazo, transfiriendo un flujo de energía psíquica que de seguro le ayudaría a hacer mejor su trabajo.

Emmm... nada, sólo, magia, ya sabes —le dijo.

Terminado esto, se devolvió con el grupo, dispuesto a esconderse en el bosque para el enfrentamiento.




En la cima, una sombra extendía sus alas. La criatura tenía una vista muy particular, era capaz de ver en ultravioleta y distinguir especialmente una cosa... sangre. El olor le había despertado y ahora podía ver ese exquisito destello que hace a sus ojos la sangre al ser expuesta al sol y la carne que comienza su proceso de descomposición. Como despertando, 2 buitres de aspecto siniestro se elevaron, acostumbrados a seguir al demonio cada vez que éste cazaba para tomar parte del festín, aunque fuera sólo con los huesos a medio masticar.

Demonio alado


Tiene 2 modos, uno en el aire y otro en tierra.
Puede usar una de sus habilidades por ronda.
En el aire: no puede ser alcanzado por ataques cuerpo a cuerpo y posee dos ataques mágico, Descarga Oscura, que hace 2 heridas como ataque de proyectil mágico y deja una vulnerabilidad, la que incrementa todo daño desde el demonio alado en 1 la próxima ronda y prioriza a quien más le haya dañado la ronda anterior; y Chillido, que crea una vulnerabilidad en todos los enemigos, la cual da a sus ataques por 4 rondas. Tras ser alcanzado por algún proyectil pasará a estar en el suelo, recibiendo 1PD de daño extra.
En el suelo: Posee x1 cada ronda, gracias a sus alas. Posee 2 habilidades: Furia, que ataca cuerpo a cuerpo a 2 objetivos distintos por ronda, causando 1 herida y priorizando a los que tiene más cerca; y Levantar, que hace una herida e inicia el vuelo cogiendo a un enemigo, el que puede intentar atacarle desde allí. Cuando sea atacado soltará a su presa, que recibirá una herida por ronda que se mantuvo en el aire. No puede usar Levantar 2 turnos consecutivos.

Mientras está entre los árboles, el primer turno en que inicie el vuelo con su habilidad aún se considerará en el suelo para efecto de habilidades.

PD: 12/12


Buitre Manchado


Puede atacar a un enemigo herido causando 1 herida por ronda. Privilegian el objetivo más herido, si lo hubiera. Si no hay objetivos heridos, sueltan un hálito tóxico contra un enemigo cada uno. Este hálito evenena, causando una herida por ronda, por 2 rondas. Vuelan bajo, por lo que pueden ser alcanzados cuerpo a cuerpo.

PD: 2/2


Buitre Manchado


Puede atacar a un enemigo herido causando 1 herida por ronda. Privilegian el objetivo más herido, si lo hubiera. Si no hay objetivos heridos, sueltan un hálito tóxico contra un enemigo cada uno. Este hálito evenena, causando una herida por ronda, por 2 rondas. Vuelan bajo, por lo que pueden ser alcanzados cuerpo a cuerpo.

PD: 2/2


@Flynn Tale, puedes usar una de tus cartas que quite 1PD para, en vez de hacer daño, guiar al demonio hasta los árboles, o puedes atacarle para iniciar la pelea allí, aunque tus amigos están lejos. Una tercera opción es no hacer nada, en cuyo caso no te verá, pero al llegar con los demás iniciará el combate.

Sé que no has estado con mucho tiempo, pero tendré que cambiar el orden de los turnos.

Ahora viene @Flynn Tale, luego @Gan, luego @Aecio y luego yo.


  • aliviopsiquico
  • Acción
  • hipnotismo,pazmental,intensificar,tomogelido
  • Mano
  • ninguna
  • Heridas
Última edición por Demris el 20 Feb 2017, 14:50, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
Flynn Tale

Re: [Libre] Actos heroicos

Mensajepor Flynn Tale » 19 Feb 2017, 14:33

- Ahí estas… - En la cima, la enorme criatura volaba en círculos, tanteando su territorio quizás, buscando presas con las que saciar su, muy posiblemente, voraz apetito. – Vamos a jugar… - Sonrió para sí y se deslizó por la hierba, preparó una flecha apunto a la bestia alada.

Tomó aire y siguió al demonio con la mirada, tanteando la trayectoria que tendría que seguir su flecha para acertar en el blanco, mientras lo hacía, no tardó en reparar en los buitres que acompañaban a la criatura, aves de aspecto extraño, manchadas por su estado de descomposición.

Enarcó una ceja ¿Aquello era normal? Sacudió la cabeza y volvió a fijar el blanco, eran aves carroñeras, por supuesto que iban a seguir al depredador más grande y aprovecharse de las sobras que este dejaba.

Liberó la saeta, la flecha ascendió buscando su objetivo, pero esta, en lugar de penetrar firmemente la carne del demonio, pasó a escasos centímetros de su cabeza, mascullando un par de insultos a la ligera brisa que, de improviso, había decidido desbaratar sus planes, tomó otra flecha – Creo que me ha visto… - Susurró mientras observaba como la criatura modificaba su curso levemente – ¡Sí, sí que me ha visto! – Exclamó ahora comenzando a correr en dirección al bosque mientras el ave caía en picado sobre su posición.

Saltando a un lado y rodando colina abajo durante varios metros pudo evitar las garras del demonio alado, las cuales se llevaron consigo un trozo increíblemente grande de tierra, demostrando la abrumadora fuerza de la que presumía el ser al que había prometido cazar. - ¡Por poco! – Dijo levantándose todo lo rápido que pudo, mientras lo hacía, no pudo evitar resbalar con la hierba húmeda bajo sus pies, lo que hizo que el demonio volviese a caer en picado sobre su figura - ¡Aléjate! – Disparó una flecha hacía arriba y comenzó el descenso una vez más, el demonio modificó su trayectoria para evitar la saeta, cerrando sus garras en torno a la enorme piedra tras la que se había ocultado según ascendía a la colina. – ¡Deberías practicar tu puntería! – Gritó sin girarse a mirar como la bestia reemprendía el vuelo una vez más.

Jadeando copiosamente, siguió evitando envestidas, continuó atrayendo al animal hacía la arboleda, sin apenas prestar atención a los dos buitres que acompañaban al ser, una vez estuviese protegidos por los árboles tendría ventaja - ¡Por aquí! ¡Vamos! ¡Sígueme! – A cada palabra que decía, un ensordecedor graznido tomaba posesión de toda la colina, entornó los ojos y se giró momentáneamente para disparar un par de flechas más al demonio, de forma que este no perdiese interés en aquella pequeña y escurridiza presa que seguía escapando - ¡No te pares! – Gritó, deteniéndose un instante a descansar - ¿¡Es que estás cansado?! ¡Venga! – Volvió a disparar, el demonio evitó la saeta grácilmente y volvió a caer empicado, Flynn, previendo esto, volvió a evitar las garras de la criatura usando el entorno a modo de escudo; los pocos árboles secos que quedaban en aquella zona, alguna piedra de gran tamaño, cualquier cosa valía al vagabundo para evitar convertirse en comida para pájaros.

Finalmente encontró lo que andaba buscando, el comienzo del bosque, el lugar en el que sus aliados debían de haber preparado la emboscada, sonrió para sí y se internó entre los troncos de los árboles, buscando el lugar en el que había dejado a sus compañeros antes de ir a hacer de cebo.

Flynn parecía haber enfadado a la bestia pues esta se internó en la espesura tras el arquero, destrozando ramas y árboles, arrastrando todo lo que se interponía en su camino. - ¡Ya estoy en casa! – Gritó deslizándose entre los árboles - ¡No os vais a imaginar a quien me he encontrado! – Ni siquiera tuvo tiempo de mirar el tipo de trampa que habían montado sus aliados, el demonio y los dos buitres manchados le pisaban los talones, girándose sobre sí mismo tensó su arcó todo lo posible, lo máximo que podía hacerlo sin que la cuerda que impulsaba la flecha se partiese y, durante tres de los segundos más largos que recordaba haber vivido, aguardó a su perseguidor. - ¡Tened cuidado! ¡No viene solo!

No le fue muy difícil averiguar el momento en el que iba a salir, después de todo, los arboles dificultaban los movimientos del depredador y estos hacían el suficiente sonido como para indicar al arquero hacía que dirección debía apuntar, por ello, cuando el demonio emergió de entre varias plantas, a escasos metros sobre su cabeza, no tuvo ningún problema para que el proyectil que estaba guardándose para el demonio acabase alojado en el cuello del mismo.

Resoplando colocó otro proyectil en el arco y observó como la herida hacia volar erráticamente a la criatura, la cual, aun cuando trataba de alzar el vuelo, de alejarse lo máximo posible del suelo, acabó golpeando el grueso tronco de un árbol y aterrizando forzosamente en mitad del bosque.

Sonrió, ya le había hecho bajar, ahora los demás debían de encargarse de que no subiese.

No sabía que había hecho exactamente Demris cuando le tocó el brazo antes de que partiese hacía la montaña, pero después de toda aquella caminata, con todos los saltos y las acrobacias, aún se encontraba lo suficientemente fresco para continuar con la pelea.

  • agilidad,arcoreforzado
  • Acción
  • punteria,tiroenvenenado,tiroletal,impulsivo
  • Mano
  • ninguna
  • Heridas

Uso una carga del Arco Reforzado.

Avatar de Usuario
Gan
Moderador Global

Re: [Libre] Actos heroicos

Mensajepor Gan » 19 Feb 2017, 19:22

La idea de utilizar el cadaver como cebo no me agradaba. En un animal normal, la sola idea me asquearía. Aunque el Manchado había estado lleno de ira y deseos de hacer mal, sabía que no era culpa suya. Y con su vida finalizada, solo podía llevar paz a su espíritu. Usar su cuerpo como cebo no le traería paz.

Y entonces, Flynn se presentó voluntario para ser el cebo.

-¿Estás mal de la cabeza?- pregunté. Era absurdo. La cantidad de cosas que podian salir mal era... y aun así, el Zindo parecía estar completamente feliz sobre arriesgar su vida. Antes de que pudiese si quiera replicar, Flynn se alejó, conforme con su plan. Cerré los ojos, pero no pude evitar fruncir el ceño. No importaba lo confiado que pudiese ser, cualquiera sabría el riesgo.

Gruñí, enseñando los dientes. ¡Maldito idiota! Estaba prácticamente suicidandose. ¿Que clase de persona deshecha su vida de esa manera? Apreté mi lanza con fuerza. Iba a tener que hablar con él cuando volviese.

-Está arriesgando su vida por este plan. Más que nosotros, incluso. Antes habeis luchado bien. Pero ahora no podemos fallar.- miré al Drecario, y luego al niño. Jovenes. Sedientos de heroismo y aventuras. -No conozco mucho a Flynn, pero haré todo lo posible por evitar que muera. Confio en que hareis lo mismo. Después de todo, si uno de nosotros cae, será un final agrio... y en esos, no hay gloria.-

Respiré hondo, calmandome un poco. Al llegar al bosque, me aseguré de examinar los árboles cuidadosamente. Marqué unos pocos con mi lanza, dibujando una X en el tronco.

-Esos son seguros. Podeis treparlos sin problema, y no se romperán. Pero el resto están viejos y secos. No es buena idea intentarlo, y tampoco nos protegerían de todos modos.- expliqué, trepando uno de los marcados y levantándome sobre una gruesa rama, a un par de metros de altura. -Demris, no trepes muy alto. Si puedes seguir lanzando proyectiles, no ataques dos veces desde la misma posición. Podemos desorientar al demonio si cree que le somos más de cuatro.-

Los minutos se hicieron largos, pero no tardamos en escuchar los gritos de Flynn. -No ataqueis hasta que esté en una posición vulnerable.- añadí. Segundos después, el demonio apareció, destrozando todo a su paso y persiguiendo al arquero. Detrás, dos grandes buitres, obviamente manchados. Maldije entre dientes. No habiamos tenido eso en cuenta.

Empuñé mi lanza y esperé. Un segundo. Flynn estaba debajo, corriendo. Dos segundos. El demonio estaba a distancia. ¿Nos podría oler? Tres segundos. Uno de los buitres ralentizó en su vuelo, a tan solo un metro de mi. Salté, golpeando con todas mis fuerzas al buitre en mi descenso.

El ataque no fue precisamente gracil, pero fue efectivo. La punta de mi lanza se clavó en el ave, llevandolo abajo conmigo. Tras recuperarme de la caída, noté como intentaba escapar. No se lo permitiría. Llevé la lanza hasta un árbol, aún con el carroñero en le punta. Si el tener tantos huesos rotos le había dolido, no lo mostraba, pues solo seguía graznando frenéticamente. Aún con la lanza perforando sus órganos, llevé mi garra hasta su nuca, inmovilizando su cabeza para que no pudiera usar su pico. Y apreté, retorciendo el cuello hasta oir un crujido.

El buitre dejó de moverse. Podía centrarme en el demonio.

  • armasdeasta
  • Acción
  • fuerte,desgarrar,desplazar,desafortunado
  • Mano
  • ninguna
  • Heridas


+1 PD reducidos por Arma Espiritual.

Avatar de Usuario
Aecio
Moderador Global

Re: [Libre] Actos heroicos

Mensajepor Aecio » 20 Feb 2017, 14:54

La idea de despedazar al bicho fue desechada rápidamente, gracias a los dioses por eso. hacer de carnicero con un animal podrido no es algo agradable, Aecio planea dejar esa experiencia como desconocida mucho tiempo. Por desgracia aún falta un plan, necesitan otro tipo de cebo… ¿pero quien podría ser tan idiota como para arriesgar de esa forma el trasero?

Vale... parece que ya tenemos un voluntario.

Tale sale al rescate, muestra un ánimo bastante alto. Es un sujeto peculiar o le falta cerebro… pero incluso los tontos sirven en el mundo actual. Con un premio jugoso y vivo el ave sin duda arriesgara su seguridad, solo hace falta montar una buena emboscada y acribillarle como si no hubiera mañana.

Tranquilo, volverá… es un sujeto con mucha suerte.

Dice para calmar al perro enorme, sin duda tiene algo de verdad su acotación. En este mundo se sobrevive por varias razones, habilidad, influencia o suerte… el arquero debe tener al menos una de esas, después de todo llego a la adultez. Dicho personaje se aleja con rapidez rumbo al posible nido, los que permanecen no tienen tiempo que perder.

Gan da una pequeña clase sobre árboles, su potencial para servir en la estrategia y ese tipo de cosas. A la vista del Drecario todos parecen igual, nació en la capital y conoce poco del mundo natural. Sin perder tiempo el joven guerrero sube como puede a las ramas altas de cierto árbol marcado, ahora solo resta esperar.


¿Alguien más tiene hambre?

Gastar energía en un combate despierta el apetito, es un comportamiento bizarro que todo luchador conoce. Al final decide resignarse, ya podrá comer una vez vuelva a tierra plana. Pasan varios minutos esperando hasta que algo suena “las alarmas”, una molesta competencia de gritos entre Tale y un pájaro loco.

Ya llego…

Murmura al ver como su colega ingresa en el área segura, no tardan mucho en llegar los invitados. Aecio arquea una ceja al ver que tienen toda una camada de pájaros, son tres en total. En tales casos lo mejor es neutralizar las criaturas más débiles, de esa forma se puede desempeñar un combate más personal con el jefe.

El chamán perruno elimina un objetivo menor con cierto ataque descendente, es una buena estrategia. Su compañero humano e indudablemente más guapo copia la acción, ¿para que cambiar un combo ganador?, en el momento preciso salta encima del buitre número dos. Cae con su mejor Angulo y logra decapitar al pajarraco de un corte limpio, muerte instantánea.


¡Esto merece una pintura!

Tale logra derribar al pollo mayor pero aún falta mucho para que muera, es un enemigo duro. Por lo menos sus escoltas pasaron a mejor vida, primera ronda de objetivos lograda. El luchador ligero se repliega a un árbol marcado para recuperar aliento, aterrizar requiere algo de esfuerzo… al menos si quieres terminar bien parado.


  • ataquecritico
  • Acción
  • hemorragia,empujar,esfuerzolimite,inexperto
  • Mano
  • ninguna
  • Heridas

Avatar de Usuario
Demris

Re: [Libre] Actos heroicos

Mensajepor Demris » 21 Feb 2017, 19:51

La bestia miró con ojos llenos de sangre a quien le había atacado. La flecha había hecho bastante daño y la caída había sumado otro poco, de modo que estaba lastimada, pero aún era más que capaz de luchar. Emitió un grito y miró a su alrededor. Algo había atacado a los buitres que normalmente le acompañaban, pero no sabía realmente qué o quienes. Los árboles no le dejaban ver con claridad a sus enemigos... excepto a uno.

Se levantó con una velocidad abrumadora, yendo directo hacia el arquero que le había lastimado con anterioridad. A pesar de no estar en el aire, la bestia demostraba ser muy veloz con sus fuertes patas. Dio un salto, luego otro y en cosa de instantes estaba sobre su objetivo, aferrándose a él con sus fuertes patas.

Pronunció unas palabras que resultaban prácticamente ininteligibles, provenientes de algún idioma oscuro y gutural, palabras que, sin saber su significado, a cualquiera le parecerían sucias, siniestras y desagradables.

Las largas uñas de sus garras se enterraron en el hombro y costado del arquero, viéndose la sangre manar de inmediato. Al instante intentó iniciar el vuelo, pero la espersura del bosque no le dejaba salir en paz, de modo que se limitó a arrastrar a su víctima por el suelo, estrellándolo contra las piedras, mientras buscaba un lugar desde donde despegar en paz.


Demris esperaba con cierta ansiedad el momento del combate. Había estado aguardando por su oportunidad, pero ahora que la tenía se podía imaginar tantas maneras posibles como todo podía acabar mal que no lograba estar en calma.

El chamán con cabeza de perro le dio indicación sobre cómo usar los árboles y asintió, casi sin escuchar realmente por los nervios, aunque retuvo algo de la información. Se trepó a una de las ramas de los árboles con cuidado, aún con la cabeza en otro lado. ¿Qué tal si la criatura venía portando sólo la cabeza de Tale?, ¿Qué tal si nunca aparecía y debían ir en busca de un cadáver? aquello haría todo aún más difícil y podía incluso llevar al fracaso. No se era un héroe si no se podía salvar a los compañeros.

Se dio a sí mismo una palmada en la cara. Su magia funcionaba de acuerdo a sus pensamientos y, mientras tuviera sólo dudas, acabaría haciendo un desastre, como la vez que mató a alguien sin querer en esa caravana al intentar sanarlo. Se sentó en el árbol y respiró profundo. Cuando era más pequeño y estaba en Kalorei le habían enseñado que un mago psíquico debía ser capaz de tranquilizarse a sí mismo, o liberar su rabia, según la necesidad. Contó mentalmente... 1... 2... 3... 4...

Pero Tale llegó y, con él, la bestia. El joven arquero luchó y demostró ser capaz de herirla. Sus compañeros también mostraron ser capaces, pero Demris aún no estaba listo. Acabaron con 2 buitres sin dificultad, mientras el chico seguía sentado en el árbol. Esta vez no era por miedo, era para tranquilizarse, dejar que su magia fluyera por su interior y poder hacer su trabajo como era debido.

El mana pareció sonreírle, se sintió fuerte, lleno de energía, justo cuando Tale era evidentemente maltratado. Faltaba un poco más, aquel hombre que había sido amable con él aún no podía tener su ayuda, debía dejarlo ser atacado hasta estar listo.

La criatura comenzó a arrastrarlo y Demris esperó, esperó a cuando pasaran cerca suyo, agachado en la protección de las ramas del árbol. En el momento preciso se dejó caer.

En una de sus manos portaba un resplandor de un tono celeste, en la otra un libro abierto. Estampó literalmente el libro sobre la espalda del demonio, esparciendo trozos de escarcha por todos lados. Unas hojas se rompieron por la intensidad del golpe y el hechizo. Mientras tanto, la otra mano, la de la luz celeste, tocó a Tale en el pecho, traspasando esa energía a su nuevo recipiente.

Tras eso, Demris simplemente rodó a un lado, de manera muy poco elegante, más bien una caída aparatosa, pero no fue suficiente para lastimarse.

La bestia, tras sentir el impacto del hechizo, arrojó a su presa a un costado, no sin antes dañarle aún más con sus garras, girándose luego para, en vez de intentar volar, acabar con quienes había osado lastimarle.

Demonio alado


Tiene 2 modos, uno en el aire y otro en tierra.
Puede usar una de sus habilidades por ronda.
En el aire: no puede ser alcanzado por ataques cuerpo a cuerpo y posee dos ataques mágico, Descarga Oscura, que hace 2 heridas como ataque de proyectil mágico y deja una vulnerabilidad, la que incrementa todo daño desde el demonio alado en 1 la próxima ronda y prioriza a quien más le haya dañado la ronda anterior; y Chillido, que crea una vulnerabilidad en todos los enemigos, la cual da a sus ataques por 4 rondas. Tras ser alcanzado por algún proyectil pasará a estar en el suelo, recibiendo 1PD de daño extra.
En el suelo: Posee x1 cada ronda, gracias a sus alas. Posee 2 habilidades: Furia, que ataca cuerpo a cuerpo a 2 objetivos distintos por ronda, causando 1 herida y priorizando a los que tiene más cerca; y Levantar, que hace una herida e inicia el vuelo cogiendo a un enemigo, el que puede intentar atacarle desde allí. Cuando sea atacado soltará a su presa, que recibirá una herida por ronda que se mantuvo en el aire. No puede usar Levantar 2 turnos consecutivos.

Mientras está entre los árboles, el primer turno en que inicie el vuelo con su habilidad aún se considerará en el suelo para efecto de habilidades.

PD: 8/12


@Flynn Tale has recibido una herida, pero has sido inmediatamente sanado por Demris, pero luego has recibido una nueva herida al ser soltado, de modo que tienes una herida en total. Adicionalmente, puedes cambiar tu carta de error por una en tu Reserva. Eso significa que tu mano esta ronda puede tener una carta que no tenía en tu último post. Usa esto sabiamente. Además, reduces 1PD adicional esta ronda por el efecto de Demris.

El resto por ahora no tiene heridas ni efectos relevantes.


  • pazmental,intensificar
  • Acción
  • hipnotismo,pequeno,tomogelido,restauracion
  • Mano
  • ninguna
  • Heridas
Última edición por Demris el 21 Feb 2017, 20:00, editado 1 vez en total.

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado